#mamiconcilia

#mamiconcilia empezó siendo un e-book colaborativo que recogería experiencias personales de conciliación de mujeres directivas del ámbito de la comunicación, la publicidad y el marketing. Había que acotar de algún modo el universo y elegí este sector porque es el que mejor conozco, en el que he desarrollado toda mi carrera profesional, y también un sector en el que parece especialmente difícil conciliar. Se suele decir en tono irónico que “hay un horario flexible”, porque se sabe cuándo se empieza pero no cuándo se acaba.

Hace exactamente un mes decidí poner en marcha #mamiconcilia. Para conseguir finalizarlo con éxito, me autoimpuse como fecha de lanzamiento mi primer Día de la Madre siendo madre.

Era un proyecto ambicioso, arriesgado y exigente. Pedía a ocupadas mujeres directivas que me contaran una experiencia personal de conciliación y para ello tenían menos de tres semanas, con la Semana Santa de por medio.

En menos de una semana, me documenté sobre el tema. Comprobé que no existía ninguna publicación similar. Todo el material que encontré sobre conciliación estaba abordado desde el punto de vista legal. Aportar experiencias personales me pareció diferencial.
Recopilé contactos de distintas fuentes y envié la convocatoria a un centenar de directivas pidiéndoles que me contestaran a vuelta de correo si participarían en el proyecto. Si me contestaban más de 15, montaría el e-book, pensaría un plan de difusión para que tuviera la máxima repercusión, prepararía un evento de presentación…y dejaría que el proyecto creciera de forma natural.

A vuelta de correo se comprometieron a participar más de veinte de las cien mujeres convocadas. La acogida fue buenísima. Todas las que me contestaron me felicitaron por el proyecto y me animaron a seguir adelante y hacerlo crecer. Algunas me pidieron permiso para compartirlo con otras amigas directivas. Así surgieron nuevas colaboraciones, algunas incluso de fuera del sector, y llegué a tener miedo de morir de éxito. Si participaba demasiada gente no tendría tiempo de leer, editar y maquetar el e-book en cuatro días como había planificado.

No tardaron en llegar los primeros textos, algunos muy emotivos. #mamiconcilia recoge testimonios de lo más variopintos: una madre de mellizos, un par de madres solteras con hijos adoptados hindúes, dos mujeres que renunciaron a tener hijos por estar muy centradas en su carrera, una hija que tiene que conciliar para cuidar a su madre enferma de cáncer, una abuela que pide una reducción de jornada del 75% para cuidar a su hija y su nieta recién nacida que viven en Berlín…y hasta el marido de una mujer directiva, que es escritor, trabaja en casa y se ocupa de las niñas.

Descárgate el libro gratis Visita #mamiconcilia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone